18
Abr
aste_santua

Resumen Semana Santa 2015


Con esta llamada dimos el pistoletazo de salida a lo que íbamos a ofrecer en Azkue Fundazioa durante Semana Santa. La idea, era volver a reunir en Bilbao a un grupo de chicos y chicas que quisieran sumergirse en el mundo de la robótica y el diseño 3D. Nuestros protagonistas serían dos. Una vez más estaba Tenacitas, que con algo de experiencia sería la piedra angular en el curso de Robótica con Arduino. Por otra parte incorporamos Minecraft, que sería el encargado de ser la guía troncal en el curso de Impresión 3D.

En el curso de Arduino, viendo que había caras conocidas que se habían vuelto a apuntar para seguir aprendiendo cosas, decidimos separar la clase en dos grupos para que nadie se aburriese, y así poder seguir aprendiendo en función del nivel. El primer grupo era el que ya tenía conocimientos previos de la herramienta, así que decidimos darles carta blanca. Tras barajar algunas posibilidades, decidieron comenzar con el desarrollo de un tanque comandado por Arduino. Para ello, usarían las impresoras 3D que pusimos a su disposición, con el fin de imprimir el chasis, que irían diseñando durante esos días utilizando Sketch Up. Para el control usarían Arduino, ya que sumergirse con esta herramienta era el objetivo del propio curso, y luego además, tenían pensado hacer una aplicación con AppInventor para poder manejar dicho tanque desde sus smartphones. En el siguiente video nos cuentan su proyecto.

El segundo grupo era el que se iba a iniciar por primera vez, así que tras conocerse un poco, se hicieron parejas, y cada una de estas usaría un Tenacitas. A lo largo de estos 4 días se fueron proponiendo distintas actividades y retos, comenzando con ejercicios sencillos como el parpadeo de un LED hasta conseguir interactuar con el entorno mediante el uso de distintos sensores y lograr distintos objetivos como por ejemplo puede ser moverse evitando obstáculos. Todo esto, empleando el entorno de desarrollo (IDE) de Arduino, les permitió tomar contacto por primera vez con la programación usando código escrito. En cuanto al curso de impresión 3D, tras realizar el primer “Kaixo kubo!” con Sketch Up e imprimirlo, las ganas de crear figuritas para llevarlas a la realidad era tal que fue un constante aluvión de retos que había que ir consiguiendo solventar. Minecraft era la guía central del curso y dejó detalles como las herramientas del popular juego hechas llaveros, un ajedrez con los distintos personajes como pueden ser los Creepers, o incluso un ejército de gallinas que daba miedo. Y claro, todo esto pudieron imprimirlo en 3D y llevárselo a casa. En resumen, la experiencia muy satisfactoria. Podéis ver algunas fotos del curso aquí.

¡Nos vemos en verano!

Comments ( 0 )